//
you're reading...
entradas

Edificios inteligentes, cinco predicciones para el 2012


En los Estados Unidos, los edificios representan el 70 por ciento del uso total de energía, y casi el cuarenta por ciento de todas las emisiones de dióxido de carbono. Repensar cómo los edificios usan energía es una cuestión esencial de nuestro tiempo, y muchos han aceptado el reto de adaptar los acaparadores de energía para ahorrar dinero, hacer las ciudades más eficientes y ayudar al planeta.

edificios inteligentes para la eficiencia energética y el ahorra de energía

Los edificios inteligentes pueden ayudar a la gente a traducir las cantidades masivas de datos que generan nuestros edificios, lo que, a su vez, nos ayuda a comprender con mayor precisión (y mejorar) el uso de energía.

Hoy en día, el mercado de los edificios inteligentes se estima en alrededor de $ 30 mil millones a nivel mundial, pero aún tiene mucho por crecer -la tecnología está todavía en evolución y la necesidad de edificios energéticamente más eficientes se está abriendo camino poco a poco en las agendas de planificación y desarrollo.

David Bartlett, vicepresidente de IBM para la Iniciativa Edificios Más Inteligentes, hizo recientemente algunas predicciones sobre las cinco tendencias en la construcción que van a tener un gran impacto en el año 2012, en la medida en que edificios inteligentes se conviertan en una prioridad.

En una conversación con SmartPlanet, Bartlett explicó sus predicciones y nos dejó algunos proyectos que se están llevando a cabo para ayudar a que estas predicciones se hagan realidad.

Predicción 1: Veremos más vecindarios inteligentes.

Los urbanismos, dijo Bartlett, “son un buen lugar para dar impulso a lo que tenemos que hacer a nivel de la ciudad. Cuando usted puede estudiar edificios en el contexto de un vecindario, estos imitan los sistemas vivos. ”

Por ejemplo, IBM participa en un proyecto en Backbay, Boston, para ayudar a los vecinos a implementar una tecnología de red inteligente que supervisa y monitorea electrónicamente los consumos de energía.

Con el sistema de ajuste de carbono instalado en este vecindario, los patrones de tráfico se pueden desglosar, y se pueden rastrear otras fuentes de carbono. Según Bartlett, este sistema ayudó a IBM a identificar carbono en lugares inesperados, como fugas de metano en servicios públicos. “Cuando puedes tener este tipo de proyectos en el vecindario”, dijo, “se puede rediseñar un corredor verde. Puede ser un modelo a nivel de ciudades más grandes”.

Predicción 2 Vista de rayos X (o mayor transparencia en el funcionamiento de las edificaciones)

En la actualidad, la mayoría de la gente entiende lo que está sucediendo en su edificación y la cantidad de energía que están utilizando a modo de resumen al final de cada mes. Los contadores inteligentes, una de las partes fundamentales de un edificio inteligente, permiten a los propietarios de los edificios y residentes obtener un informe en “tiempo real” de su consumo de energía.

“Esto crea mucha más transparencia”, dijo Bartlett. “Nosotros utilizamos una gran cantidad de recursos sin entender realmente cómo podemos cambiar.” Ver la energía o el agua que utilizamos por tarea, ayudará a conducir una transformación en la eficiencia energética.

Tomar una muestra representativa del consumo de un edificio será muy útil para las grandes estructuras y planteles. Los análisis nos llevarán directamente hacia la conducta que se puede cambiar, así como recomendar temperaturas que ahorren energía, y mostrar al instante cuando algo necesita ser arreglado.

Las instalaciones de IBM en Rochester, Minnesota, han puesto en marcha este sistema de transparencia. Los edificios que ocupan un área de 3.2 millones de pies cuadrados, e IBM toma datos en tiempo real de más de 300.000 puntos y, combinando los resultados, ayuda a hacer el campus lo más eficiente posible, con una reducción del consumo de energía de un ocho por ciento.

Predicción 3. La proliferación de una “Internet de Cosas”

La tecnología de sensor, que viene de la infraestructura física (como la utilizada en las instalaciones de IBM), está dando paso a una gran cantidad de objetos que están conectados a Internet y que pueden ayudar a las personas con estas tareas.

Este “Internet de las cosas” existe para dar información a la gente mediante el aumento de la conexión entre las personas y sus ciudades, y mediante el uso de ellos mismos como tecnología de sensor. Con los comentarios de los ciudadanos, las ciudades pueden ser más inteligentes. Aplicaciones, como la aplicación Streetline de estacionamiento, que ayuda a los conductores a encontrar lugares disponibles para estacionar, usa también de esta tecnología de sensor.

“La gente es probablemente mejor definiendo lo que necesitan que cualquier otra tecnología, proporcionando una interpretación más dinámica del entorno, y las aplicaciones los pueden a contribuir”, dijo Bartlett. Él llamó a esto “suministro ambiental de la gente”, o la capacidad de los ciudadanos a utilizar su teléfono para alertar a la directiva de la ciudad sobre problemas de las construcciones, baches o problemas de agua, al cargar fotos o al usar una aplicación que ayude a identificar el problema.

Bartlett dijo que IBM ha encontrado que la gente quiere participar en el mejoramiento de sus comunidades, y han sido muy receptivos a las aplicaciones que se han introducido hasta ahora. “Así como los vecindarios más inteligentes y los edificios inteligentes son los componentes básicos de las ciudades más inteligentes, las personas lo son también.”

Predicción 4. Más opciones de energía para las edificaciones.

Bartlett predice que en un futuro próximo, a medida que desarrollemos más fuentes de energía de bajo carbono, los propietarios de las construcciones serán capaces de ir a lo que él llama “el café de la energía”, y seleccionar diferentes tipos de energía a utilizar, en lugar de que un edificio esté obligado a utilizar sólo una cosa. El café significa que habrá una cantidad de diferentes fuentes de energía disponibles en la red.

Con los medidores inteligentes, no sólo los operadores de la edificación tendrán una idea de cuánto y qué tipo de energía utilizan, los edificios en el futuro podrán elegir, y cambiar, la energía que utilizan de acuerdo a sus necesidades específicas.

Este método se llevó a cabo en las instalaciones de IBM, siguiendo un nuevo mandato de sostenibilidad. “Creo que es realmente genial”, dijo Bartlett, “porque en función de sus propias necesidades y de cuánto desea ser parte de esto, la gente toma el control, en lugar de tener que tomar lo que se proporciona.”

Predicción 5. Los equipos de vendedores de inmuebles se convertirán en corporaciones de “equipos de edificaciones inteligentes”.

En los próximos años, los cambios en la contabilidad les exigirán a todas las empresas que cotizan en la bolsa hacer que sus gastos sean transparentes. Los costos de construcción suelen ser el mayor gasto en la nómina de una empresa, por lo que la transparencia es probable que ejerza presión sobre la empresa para realizar cambios agresivos en el uso de energía. “No hay nada que más obligue a una empresa a tomar medidas que los gastos”, dijo Bartlett.

Las iniciativas de construcción inteligentes les ayudarán a escuchar cómo sus edificios están desperdiciando energía y dinero, dándoles la oportunidad de reducir costos y disminuir su huella de carbono.

IBM ha estado trabajando con New York City, una ciudad cuyos edificios son mucho más responsables de los gases de invernadero que muchas otras ciudades, debido a su densidad, para ayudar a los 4.000 edificios a cumplir con los objetivos del alcalde Bloomberg de eficiencia energética.

“La tecnología implementada aquí va lo va ayudar a conseguir transparencia y a encontrar los edificios más y menos eficientes “, dijo Bartlett. Actualmente, el costo del uso de energía en edificios de la municipalidad de Nueva York representa más de $ 800 millones por año, y alrededor del 64 por ciento de los gases de efecto invernadero producidos por las operaciones del gobierno de la ciudad. El objetivo, con la ayuda de software de inteligencia de carbono de IBM, es reducir las emisiones de efecto invernadero de Nueva York en un 30 por ciento para 2017.

¿Qué se necesitará para que estas predicciones se hagan realidad?

“Todas estas predicciones no se basan en pura fantasía, sino en cosas que están sucediendo”, dijo Bartlett. El precio de la tecnología alternativa está comenzando a caer debido a una tecnología cada vez más eficiente, lo que sin duda impulsará a la gente a usar los nuevos métodos de mirar el consumo energético.

La adopción de contadores inteligentes y la tecnología de edificios inteligentes será más rápida en los estados que cuentan con incentivos para los que lo hacen. La adopción, dijo, “requiere de contadores inteligentes, sí, pero también requiere una entidad que esté dispuesta a volver a comprar la energía que no se utiliza.” Hasta ahora, las ciudades en el noreste y en California están liderando el camino, ya que los costos de energía son más altos en estas áreas, “pero es bueno allanar el camino y mostrar algo de liderazgo.”

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: